bio

Lucía Bernardo Suárez, codirectora de SOMOSDANZA, coreógrafa, bailarina y profesora.

Lucía Bernardo Suárez nace en 1980 en Avilés, una pequeña villa al norte de Asturias. En 1997 se traslada a Madrid para dedicarse profesionalmente a la danza. Allí ingresa en la Escuela Internacional de Danza Carmen Roche donde estudia Ballet Clásico con Gonzalo Zaragoza y Carmen Roche, y danza contemporánea.

BIO_LUCIAAna C. Martínez 

Desde el 2000 hasta el 2005 estudia la especialidad de Danza Contemporánea en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma de Madrid. Allí se forma con los maestros Pedro Berdäyes, Gloria García, José Reches y Christine Tanguay entre otros. De la mano de Pedro Berdäyes y José Reches estudia e interpreta obras del repertorio de la Compañía 10&10 como Omnia y Azul Purísima.

Al mismo tiempo forma parte como bailarina de producciones cinematográficas como Los Dos Lados de la Cama de Emilio Martínez Lázaro, 20 Centímetros de Ramón Salazar y de la Ópera Macbeth dirigida por Gerardo Vera para el Teatro Real.

Una vez obtenido el Título Profesional en Danza Contemporánea, Lucía Bernardo viaja a Francia y estudia un año en el Centro Coreográfico Mathilde Monnier en Montpellier. En la ciudad francesa se interesa por diferentes prácticas como el Contact-Improvisation y la Composición Coreográfica. Esta última le lleva a formar parte de un colectivo de artistas (arquitectos, artistas plásticos, músicos y bailarines) llamado C’EST BIEN D’ALLER VOIR UNE IMPRO PARFOIS, interesados en la creación instantánea y multidisciplinar del hecho creativo en espacios como la École Supérieure des Beaux Arts de Montpellier.

En 2006 Lucía Bernardo vuelve a Madrid y entra a formar parte como bailarina y docente en el Proyecto Pedagógico Trasdanza, destinado a dar a conocer la danza contemporánea entre los jóvenes. Durante los siete años que permanece en el proyecto interpreta piezas de prestigiosos coreógrafos de la escena contemporánea nacional como Damián Muñoz, Carmen Werner, Nicolas Rambaud, Teresa Nieto, Chevi Muraday, Mónica Runde, Ángel Rodríguez y Enrique Cabrera.

En 2009 se integra en la Compañía SOMOSQUIEN Danza como codirectora junto a Cristina Henríquez y Jorge Crecis. Junto a Cristina Henríquez crea ese mismo año la pieza play – inmobil, gracias al programa de Artistas en Residencia de La Casa Encendida de Madrid. En 2010 Lucía Bernardo y Cristina Henríquez crean Miss Take, encargo de una obra plástica y audiovisual de La Casa Encendida para la edición del libro ¿41 artistas de la nueva escena madrileña se equivocan?

Al mismo tiempo que comienza su labor como coreógrafa dentro de la Compañía SOMOSQUIEN Danza, participa como bailarina independiente para diferentes coreógrafos y proyectos como Scores for Transformers de Eszter Salamon dentro del Festival IN-PRESENTABLE de La Casa Encendida, Teoría de la Vigilia de la Compañía ISENSI, las piezas Red y Sujetos para la compañía Michelle Mann & Friends, Algo Rimbombante (2011) pieza creada en colaboración con el artista Pablo Esbert e Invisible Beauty (2013) coreografía de Iker Arrue.

En 2010 comienza sus estudios en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila en Madrid, y en 2014 se gradúa en la especialidad de Coreografía en Danza Contemporánea. Dentro del Conservatorio estudia repertorio de los coreógrafos Sasha Waltz, Angelin Preljocaj, Mats Ek, William Forsythe, Nacho Duato y La Macana, al mismo tiempo que se forma con los maestros y coreógrafos Daniel Abreu, Camille Hanson, Ángels Margarit, Claudia Faci, Antonio Ruz, Ana Catalina Román, Gentian Doda, Laura kumin y Guadalupe Mera, entre otros.

En 2011 Lucía Bernardo es seleccionada junto a Cristina Henríquez para participar en el Festival 100 Dancers en Copenhague, Dinamarca, donde experimenta con acciones grupales en diversos espacios arquitectónicos e imparte junto a Cristina Henríquez un taller sobre la pieza play-inmobil.

A finales de ese mismo año conoce al coreógrafo y bailarín Antonio Ruz y entra en su compañía para formar parte del elenco de la pieza OJO y Cobijadas. En el 2013 trabaja como bailarina y asistente coreográfica de Antonio Ruz para la obra Capitalismo: Hazles Reír dirigida por Andrés Lima.

En 2012 Lucía Bernardo crea junto a Cristina Henríquez la obra para público familiar Transfórmate, una historia de la danza contemporánea para todos. Con esta pieza la coreógrafa inicia una nueva etapa creativa, en la que el legado histórico se convierte en el protagonista de sus obras. Muy influenciada por las clases de la historiadora de la danza Guadalupe Mera, Lucía Bernardo continúa esta línea de investigación con su pieza La Casa de la Posibilidad (2014), encargo para el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, sobre los protagonistas de la Danza de los años 80 en España.

Desde el 2007 Lucía Bernardo compagina su faceta interpretativa y coreográfica con la docencia, y es contratada como profesora de técnica release y taller de composición coreográfica por las escuelas de danza Carmen Senra, Deceglie Estudio, Shawbrook Dance School (Irlanda) y Madrid Dance Center entre otras. En 2013 Lucía Bernardo y Cristina Henríquez crean Transfórmate - Proyecto Didáctico, puesto en marcha en escuelas municipales de música y danza, en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma y dentro del colectivo Coreógrafos en Comunidad en el Centro Cultural Conde Duque, en Madrid.

El interés de Lucía Bernardo por proyectos artístico-educativos le lleva a coreografiar junto a Joaquín Abella e Irene Vázquez Las Torres de Babel (2014) dirigida por el compositor Fernando Palacios para la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de España.